Calle Alcalá, 600, 28022, Madrid 917 417 789

Según nos cuenta el Doctor Medina, para tener una buena rutina de higiene oral diaria solamente tenemos que seguir estos simples pasos:
Lávate los dientes a diario: Aunque suene evidente, no lo es para todo el mundo. Un cepillado después de cada comida, profundizando en las zonas de difícil acceso nos garantizará que no se queden restos de comida alojados.
Haz hincapié en la técnica: No sólo hay que lavarse los dientes, sino que hay que hacerlo bien. La técnica de Bass es un buen ejemplo de cómo hacerlo. Aquí puedes leer cómo se realiza.
Tu cepillo es tu herramienta: De nada sirve que hagamos la técnica de Bass con unos movimientos suaves y circulares con una pasta dentífrica de renombre si el cepillo que estamos usando es una herencia familiar que ha ido pasando generación tras generación. Un cepillo, como cualquier otro utensilio, también se desgasta con el tiempo. Cuando veas que las cerdas están frágiles o no están rectas es momento de cambiarlo. Realizar un cambio de cepillo aproximadamente cada tres meses es una idea estupenda.
Higieniza la lengua: Si bien esto puede parecer un detalle insignificante, no lo es en absoluto. En la lengua se acumulan muchísimas bacterias, por lo que unos segundos dedicados a limpiarla ya sea con el cepillo de dientes o mediante herramientas especializadas como el cepillo lingual nos ayudará a eliminar cualquier resto de bacteria que se aloje.
Completa tu cepillado: El cepillado es la base, pero para tener una rutina de higiene oral diaria completa debes hacer uso de la seda dental y el colutorio para asegurar que estás haciendo las cosas bien.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies