Calle Alcalá, 600, 28022, Madrid 917 417 789

En la boca no sólo tenemos dientes. Las encías son una parte fundamental de nuestra salud bucodental ya que son el soporte de nuestros dientes, por lo que si éstas enferman corremos el riesgo de perderlos. Para evitar esto es necesario conocer cuáles son las enfermedades periodontales y cómo prevenirlas.

8 de cada 10 españoles mayores de 35 años así como un 10% de menores de 15 años sufre de enfermedades periodontales.

El diente se divide en dos partes: una visible gracias a la cual masticamos y una hundida en el hueso, la raíz. El tejido que sujeta al diente se llama periodonto está constituido por cuatro tejidos que contribuyen a fijar el diente a la mandíbula: el cemento que recubre la raíz, el ligamento que liga el diente al hueso, el hueso o alveolar en el que está hundida la raíz y, por fin, la encía.

La enfermedad periodontal es una patología que alcanza a uno o varios de estos tejidos. Es evolutiva y arranca por una inflamación de la encía (gingivitis).  En los casos más graves se produce una caída de hueso alveolar y el diente se ve debilitado (periodontitis).

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad periodontal?

La encía se vuelve más roja, hinchada y con un aspecto como barnizado. Un sangrado acompaña muchas veces esta inflamación. La encía tiende a montarse sobre el diente. El paciente habla entonces muchas veces de un diente que se mueve. También se asocia un mal aliento así como cierta sensibilidad al frío y al calor. En algunos casos, podemos observar una pequeña supuración. Se da por hecho que esta destrucción de los tejidos circundantes acarreará a corto plazo un desplazamiento de dientes y, por consiguiente, encontraremos dientes sueltos así como restos de alimentos; esto puede llegar a ser muy doloroso.

¿Por qué surge la enfermedad periodontal?

En el origen de estas lesiones encontramos bacterias que se vuelven agresivas. La placa, segmento blanquecino compuesto esencialmente por bacterias se va depositando sobre y bajo la encía. Si el cepillado no la elimina regularmente esta placa en contacto con la saliva se mineraliza y se transforma en sarro. El proceso de destrucción de los tejidos está en marcha.

Existen factores que favorecen la aparición de esta enfermedad periodontal: el estrés, la depresión, el tabaquismo, el alcoholismo así como algunas enfermedades genéticas como la diabetes o el SIDA. Los antecedentes familiares también se deben tomar en cuenta.

¿Qué podemos hacer en caso de sufrir esta enfermedad?

El tratamiento de la enfermedad periodontal se hará en función de su grado de evolución. Para determinar la gravedad el dentista realizará un chequeo radiológico. Una vez efectuado el diagnóstico elaborará un plan de tratamiento que tendrá como objetivo parar la progresión y prevenir la reincidencia. En algunos casos, un control de la placa bacteriana y una limpieza dental serán suficientes. Pero si es necesario el dentista también puede considerar una cirugía periodontal.

¿Cómo hay que cuidar las encías?

La higiene bucal es fundamental y es importante que de pequeños nos acostumbremos a que ésta forme parte de nuestro día a día. Desde los seis meses ya se pueden realizar limpieza de dientes a los bebés, no es necesario a esperar a que salgan los definitivos. Y cuanto antes se acostumbre a los más peques a utilizar los cepillos, mejor.

Una mala salud bucodental puede poner en riesgo la salud de nuestras encías. Si no nos cepillamos bien los dientes o la lengua permitimos que las bacterias crezcan en nuestra boca lo que provocará enfermedades periodontales y, por supuesto, caries. Y en último extremo también podrán derivar en enfermedades relacionadas con el corazón, los pulmones, embarazos prematuros así como cáncer bucal.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.
Privacidad