Calle Alcalá, 600, 28022, Madrid 917 417 789

Tanto el té blanco como el té verde provienen de la Camellia sinensis y son originarios de China.  En general son muy beneficiosos para la salud ya que contienen muchos antioxidantes que nos ayudan a combatir el envejecimiento y a prevenir enfermedades cardiovasculares así como a reducir el estrés.

El momento de recolección de sus hojas es lo que brinda las diferentes propiedades que cada tipo de té tiene; sin embargo, ambos brindan beneficios para la salud bucal.

  • El Journal of Periodontology publicó un estudio en el que se reveló que el té verde ayuda a proteger las encías por su alto contenido en polifenoles que inhiben la presencia de gérmenes evitando así el sangrado de encías y la posterior aparición de enfermedades periodontales.
  • Las catechinas o catequinas del té verde son un antioxidante polifenólico, evitan el desarrollo de sarro en los dientes y elimina bacterias presentes en la boca por lo que contribuyen a evitar la inflamación de las encías provocadas por éstas últimas. De esta manera se reduce el riesgo de padecer gingivitis o periodontitis, que de no tratarse, podrían acabar afectando al hueso que da soporte a los dientes incrementándose por ello el riesgo de pérdida.
  • Un estudio publicado por General Dentistry descubrió que el té, al igual que el agua, no tiene efectos erosivos en el esmalte de los dientes y ayuda a combatir el mal aliento por lo que su consumo es mejor opción que el de los refrescos.

Pero ¡cuidado! un consumo excesivo de té verde puede provocar que tus dientes se tiñan… así que a pesar de sus múltiples beneficios…

 

¡en ningún momento descuides tu higiene dental!

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies