Calle Alcalá, 600, 28022, Madrid 917 417 789

¿Tengo sonrisa gingival?

Muy probablemente conozcas a alguien que al sonreír exhibe más encía que dientes, incluso puede que sea tu caso. A este tipo de sonrisa se le denomina sonrisa gingival, y puede atribuirse a diferentes factores que, dependiendo del grado de severidad, vendrá referido su tratamiento.

La sonrisa gingival dependerá de la percepción de la persona, pero usualmente se cataloga así cuando se exhibe más de 3 mm de encía al sonreír. Está claro que enseñar demasiada encía al sonreír resta protagonismo a los dientes, y en cierta medida, desdibuja la sonrisa.

Cabe destacar que muchos pacientes desconocen que la sonrisa gingival puede ser tratada. Asumen que no es tan relevante, o que es una parte inalterable de lo que son, pero la verdad es que una sonrisa poco estética puede afectar la calidad de vida de la persona.

La sonrisa gingival puede deberse a diversos factores y en función de ellos se aplicará uno u otro tratamiento:

  • Como producto del exceso de tejido gingival que cubre una parte de la corona dental que podría ser tratada con cirugía periodontal.
  • Por acortamiento de los dientes debido a un desgaste excesivo a consecuencia de bruxismo para lo que recomendamos el uso de carillas dentales.
  • Disposición de los dientes susceptible de ser corregida con ortodoncia.
  • Un labio superior que sube más de lo normal que podría corregirse con un tratamiento de botox o cirugía.
  • O un maxilar superior demasiado largo para la cara que requiere de cirugía ortognática.

¿Cómo puede tratarse?

Es importante que cada caso concreto sea estudiado por profesionales. Determinaremos qué tratamiento es el más adecuado.

Entre los tratamientos más utilizados para tratar los casos de sonrisa gingival encontramos:

  • Realizar un alargamiento de la corona
  • Realizar un tratamiento de ortodoncia dental
  • Practicar un cirugía gingival

Salvo en casos de mayor gravedad, un tratamiento de ortodoncia que corrija el movimiento de los dientes, modificando a su vez la posición de los tejidos blancos, bastará para solucionar este problema. La colocación de una ortodoncia invisible o alineador dental es ideal para corregir esta anomalía, consiguiendo la correcta colocación de los dientes y logrando que la sonrisa gingival desaparezca.

Pon tu sonrisa en buenas manos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.
Privacidad